Sin duda ha escuchado que el uso de la tecnología GPS está revolucionando la industria agrícola y ayudando a los agricultores a realizar tareas tales como la navegación por el campo, la fumigación de cultivos sin marcadores de espuma y el registro preciso de la elevación de los establecimientos agrícolas.
Pero, ¿en qué consiste exactamente el GPS y para qué lo necesita en su establecimiento?

Que es el GPS?

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS) en realidad forma parte de un sistema mayor denominado Sistema de Navegación Global por Satélite (GNSS). El término GNSS engloba a todos los sistemas de constelaciones satelitales que proporcionan datos de posicionamiento. Actualmente sólo GPS y GLONASS entran dentro del grupo GNSS. GLONASS es operado por la Federación Rusa y GPS es operado por el Ministerio de Defensa Estadounidense, pero ambos sistemas están a disposición de los usuarios de todo el mundo. El Sistema de Posicionamiento Global es el más antiguo de todos, por lo que su término es el más conocido. Uno podría pensar que GPS se ha convertido en el término común que identifica a todos los sistemas de constelaciones satelitales cuando en realidad sólo identifica su origen. El GPS es un sistema de navegación espacial formado por una constelación de 24 satélites y sus correspondientes estaciones base. El GPS usa estos satélites como puntos de referencia para calcular posiciones con precisión centimétrica. De hecho, con los sistemas GPS avanzados, el usuario puede tomar medidas con precisión inferior a 2,5 cm. En cierto sentido, es como dar una dirección única a cada 2,5 cm2 del planteta, ¡o de su establecimiento!

<1 2>